Como se deben podar los árboles

Como se deben podar los árboles

Compartir

Tener jardines llenos de árboles es idílico, que puede ser gran dolor de cabeza al desconocer cómo se deben podar los árboles. Al ser seres vivos necesitan cuidados especiales para crecer sanos, y así darnos los frutos y cobijo en todo su esplendor.

Existen ciertas cosas a tener en cuenta antes de adentrarnos a esta labor para garantizar un crecimiento saludable. Las herramientas específicas facilitarán el trabajo, y conocer los sitios adecuados evitara que le hagamos daño al árbol.

¿En qué consiste podar?

Primero lo primero, podar es cortar partes del árbol para retirar las partes que ya no están sanas. También se emplea la poda para dar formas y así convertirles en más ornamentales. Se puede realizar en las ramas como en las hojas, para renovar los retoños.

Dentro de los beneficios de la poda se encuentran:

  • Mejora la distribución de ramas y hojas, con el fin de que el sol y el aire llegue a todas sus partes.
  • Favorece la resistencia de las ramas, especialmente si se trata de árboles frutales, para así poder soportar la carga de temporada.
  • Alarga la vida media de los árboles, pues permite que la savia se distribuya mejor sin desperdiciarse en áreas dañadas.

Controla el crecimiento del árbol, con esto la cantidad de frutos, garantizándoles una mejor calidad.

Consideraciones antes de podar

  • Identificar las ramas principales, aquellas que son guía para la estructura, estas no deben ser podadas
  • Toda rama muy larga, que tenga escasos vástagos, de aspecto tortuoso es considerada añeja y debe podarse.
  • Mantener igual cantidad de flores y hojas, recordando que de las flores se obtendrá el fruto según la época.
Te puede interesar:  Árboles Frutales en Puerto Rico

¿Qué herramientas se necesitan?

La principal característica de las herramientas es su filo, mientras más filosos más limpio será el corte. Es primordial evitar desgarros a la rama, pues de lo contrario crecerán de forma dispareja. Algunas herramientas que se deben tener son:

  • Serruchos podadores, especialmente con ramas que tenga diámetros mayores a 3 centímetros.
  • Tijera de mano para corte deslizante, esta es especial para ramas de calibre pequeño, no más de 2 cm de grosor. Existen para usar de una sola mano y con ambas manos, según la dureza de la rama
  • Arco o serrucho tronzador, este se puede utilizar incluso en el tronco, pues es muy potente. Existen unos terminados en punta para usar una sola persona, y largos para usar entre 2 personas.

Las herramientas deben ser cuidadas con mucha dedicación, pues se pueden convertir en móviles de contagio de plagas. La desinfección es necesaria antes de podar a otro árbol, lo ideal es alcohol etílico o una solución de agua y jabón al 50%.

Intenciones al podar

Si se busca revitalizar el árbol, se deben eliminar las ramas viejas, enfermas o que se partieron solas. Esta poda se debe hacer al final de la cosecha, con el fin de estimular la producción de nuevas ramas.

Si la meta es que el árbol tenga mayores frutos, se debe evaluar el tipo de fruto, pero lo principal es proteger los vástagos. Es una poda que se realiza por lo general al inicio de la producción.

Si deseamos orientar su desarrollo, debe realizarse un esquema de corte del primer al cuarto año posterior a la siembra. Se deben cuidar las ramas guías, en esta época se pueden intervenir para dar forma a la estructura definitiva.

Te puede interesar:  Los bosques de Puerto Rico

¡Manos a la obra! A realizar los cortes

Lo primero es identificar que sitio es necesario cortar. Si se podarán ramas pequeñas, ubicar el vástago, desde ahí medir 1 a 2cm aproximadamente, y cortar en diagonal. Este corte evita que se retenga  a agua o tierra y pueda dañar la rama.

En el caso de podar ramas gruesas o el tronco en sí, lo ideal es ir cortando partes para que caigan por su propio peso. Es vital lograr que el corte final quede inclinado, y se debe proteger con fungicidas y pinturas compuestas por látex. Se deben cuidar los muñones con mucha dedicación, pues el principal enemigo es agua y la misma tierra. El agua mantiene el área húmeda, convirtiéndola en foco de crecimientos de microbios, que enfermarán el árbol. La tierra no permite la correcta oxigenación del área recién podada.


Compartir

José Delgado

Biólogo de Profesión, tengo más de 15 años promoviendo la conservación de los bosques y suelos de PR y toda Latinoamérica. Creo firmemente que no podemos quedarnos de brazos cruzados viendo como se destruye la biodiversidad de nuestros ambientes, todos podemos hacer algo para evitarlo desde nuestras trincheras. Gracias por seguirnos

Artículos relacionados

Árboles en Puerto Rico en Peligro de Extinción

Árboles en Puerto Rico en Peligro de Extinción

Los mejores consejos para el cuidado y corte de árboles

Los mejores consejos para el cuidado y corte de árboles

Los bosques de Puerto Rico

Los bosques de Puerto Rico

Significado de la flor de maga

Significado de la flor de maga

No Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *